Vestimenta para hacer deporte

Ropa deportiva 2

 

Hemos dado pautas a la hora de hacer ejercicio, hemos hablado de diferentes disciplinas deportivas e incluso sobre que alimentación se debe tener a la hora de practicar deporte. Además de todo esto, otra cosa igual de importante es: La ropa. ¿Cómo ha de ser? ¿Cuál es la más adecuada para cada ejercicio?

A la hora de entrenar lo ideal es estar cómodos y llevar ropa confortable, sin embargo, en busca de esa comodidad muchas veces podemos cometer el error de escoger prendas que al sudar no transpiren, ganen peso o causen rozaduras. 

Cada deporte exige diferentes grados de esfuerzo de diferentes grupos musculares de nuestro cuerpo, por lo que en algunos casos la ropa holgada no nos será útil, aunque en otros sí. Otro aspecto no menos importante es el de la calidad y material de la indumentaria.

Por ejemplo, todos -o la mayoría- solemos elegir prendas de algodón. Este material suele retener líquidos, es decir, el sudor se quedará impregnado, dándonos una sensación de estar húmedos, cosa que alterará nuestro equilibrio termodinámico. Asimismo, prendas de lycra pueden no tener la suficiente ventilación para dejar pasar el sudor y así evaporarse.

Ambos efectos (el mantener el sudor en el cuerpo) y alterar la temperatura del cuerpo, pueden a la larga causar un efecto no deseado: cansarse más rápido y adquirir algún resfrío o gripe.

Otra tendencia en la moda deportiva es usar tops, sobre todo las mujeres. Estéticamente se ven bien, sobre todo al momento de ir perdiendo peso y tonificando la figura, pero la ropa que deja descubierta áreas importantes del cuerpo, puede alterar su temperatura ocasionando dolores y calambres. Por contra, es imprescindible usar sujetadores (corpiños) deportivos. Las mujeres necesitamos tener una buena sujeción, sobre todo aquellas que posean un pecho abundante. Estos sujetadores específicos para deporte, nos brinda sujeción y seguridad.

La ropa no puede ser ni muy apretada, ni muy holgada ya que siempre debemos poder hacer los movimientos de forma natural. Para eso, lo importante es fijarse en el tipo de actividad que realizamos. Para correr o andar en bici, lo ideal es usar ropas ceñidas, como calzas y camisetas ajustadas, ya que no impedirán la fricción con el aire, cosa que les dará a los ciclistas una mayor velocidad. Por el contrario, si vamos a realizar otros ejercicios, como los aeróbicos, lo mejor es usar ropas holgadas.  Los polos con manga cero o corta son ideales para trabajar los brazos, y los shorts ligeramente sueltos son perfectos para el fútbol.

Hoy en día diferentes marcas de ropa, tanto especializadas como otras de ropa convencional, están presentando colecciones de ropa deportiva, que están diseñadas para ajustarse bien al cuerpo, dándonos soporte, comodidad y confianza.

Tanto si hacemos ejercicio en verano como si lo hacemos en invierno, deberemos ponernos ropa que mantenga nuestro cuerpo seco. En verano es conveniente salir con ropa de colores claros,  una gorra que nos proteja del calor, unos lentes de sol, suficiente agua y protector solar. En invierno es aconsejable ponerse varias capas de ropa si hace mucho frío, siempre llevando algo que absorba el sudor pegado al cuerpo, gorro y guantes.

Otra prenda importante a la hora de hacer ejercicio son las medias o calcetines. Lo más adecuado son los de algodón y que no sean ni muy finos ni muy gruesos.

De suma importancia es el calzado. Nos tienen que brindar comodidad y seguridad en los movimientos, a la vez que minimizar el riesgo de lesiones. Existen  zapatillas adecuadas a cada tipo de ejercicio: para trekking, para ejercicios aeróbicos, para running, para ciclismo, para fútbol, para tenis…..  Deberemos tener claro cual es el ejercicio que vamos a realizar a la hora de adquirir unas zapatillas, porque lo que puede ser ideal para un deporte, puede resultar contraproducente para otro.

Si vamos a un gimnasio hay otras cosas que hay que tener en cuenta:

Los guantes y los straps se usan para que brinden seguridad a la hora de levantar las pesas, ya que contienen el sudor y evitan que se resbalen, además cuidan las manos de las ampollas que posteriormente se convierten en callos.

Para las chicas de cabello largo siempre es recomendable llevar una cola. Muchas personas optan por la bandana en la frente para contener el sudor.

Una toalla es casi parte de la vestimenta de cualquier deportista o persona que asista a el gimnasio. Es desagradable estar sudado, acostarse sobre el sudor del otro o dejar las colchonetas y los espaldares de las máquinas impregnados de nuestro sudor.

Si uno se va duchar en el gimnasio es recomendable llevar chanclas para usar en la ducha, ya que la humedad en la que permanecen las duchas de estos lugares es el lugar favorito de los hongos. Por otro lado, a veces se emplean en la limpieza productos fuertes que pueden irritar la piel de los pies.

Una vez seguidos estos consejos, estamos listos para empezar!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s